Cefaleas de origen masticatorio

Diferentes cefaleas diagnosticadas como migrañas y cuadros de mareos, vértigos, síndrome de Ménière, etc. en realidad son síntomas de esta patología: el síndrome del compromiso mandibular (CAT).

El drama de los pacientes que lo padecen surge cuando su problema queda sin diagnóstico o es diagnosticado como una “enfermedad difícil”, de rara curación, cuya solución se limita a seguir un tratamiento farmacológico de por vida.

En general, puede decirse que el problema asociado al CAT tiene que ver con una falta de espacio para que el músculo temporal y la propia mandíbula puedan llevar a cabo sus movimientos normales durante la masticación, fonación, etc. El músculo temporal queda atrapado en el orificio cigomático, por lo que la mandíbula golpea, dada su proximidad, al maxilar superior; tal impacto produce una sensibilización nerviosa desencadenante de dolor de cabeza y mareos, entre otras molestias.

En nuestra Clínica, el especialista en CAT ofrece la solución definitiva al problema, pues resuelve la causa de la patología para que el dolor no aparezca, aplicando para ello un tratamiento odontológico, postural y/o aparatología que elimina definitivamente la dificultad masticatoria causante de la patología.

Esta solución permite a nuestros pacientes con tratamientos neurológicos basados en fármacos antimigrañosos (triptófanos), el no tener que recurrir a estos en adelante, al quedar resuelto el origen de su dolencia, con la consecuente desaparición del dolor de cabeza, mareos y otras molestias relacionadas.

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia en este sitio web. Si continua navegando, entendemos que acepta nuestra política de cookies.CERRAR