Cirugía estético facial

Cirugía de los maxilares

A la vanguardia de la cirugía ortognática en Canarias

En general, el tratamiento de Cirugía Ortognática empieza por reparar el mal posicionamiento de los dientes por medio de la Ortodoncia. Una vez que el ortodoncista finaliza su trabajo, el cirujano maxilofacial moviliza las estructuras maxilares mediante cirugía. El tratamiento conjunto logra resultados extraordinarios.

Avance del maxilar superior y retracción de la mandíbula

En ciertos casos, cuando al menos uno de los dos huesos de los maxilares tiene un tamaño y/o posición anormal que origina que las arcadas dentales no coincidan al cerrar la boca, se debe recurrir a la Cirugía de los maxilares combinada con la Ortodoncia.

En nuestro Centro, ortodoncista y cirujano maxilofacial trabajan conjuntamente en la corrección del encaje de los dientes —sólo en el caso de aquellos pacientes cuyo crecimiento esquelético haya finalizado—, con el fin de armonizar las desproporciones de la cara.

En la actualidad, las técnicas quirúrgicas permiten reducir los tiempos operatorios de estas intervenciones y acelerar la recuperación, ya que la cirugía es cada vez menos invasiva, con abordajes mínimos en el interior de la boca y sin cicatrices visibles. Nuestros especialistas en fisioterapia y drenaje linfático facilitan, además, la pronta recuperación del paciente intervenido.

Se trata de intervenciones con anestesia general y, dependiendo del caso, la cirugía puede durar entre 30 minutos y 2 horas.

A aquellos de nuestros pacientes que presentan cierto tipo de deformidad maxilar severa, les ofrecemos los últimos avances en Cirugía Ortognática. Para ello aplicamos el protocolo Surgery First, que permite la corrección inmediata del defecto estético facial al inicio del tratamiento y el acortamiento, en un 50%, del tiempo de duración de la Ortodoncia.

La Clínica Ojeda Perestelo colabora estrechamente con el servicio de Cirugía Ortognática de la Clínica Teknon, dirigido por el Dr. Federico Hernández Alfaro, líder europeo en este tipo de intervenciones.

Casos:
Asimetría facial +

Los huesos no siempre crecen simétricamente y, en algunos casos, los maxilares lo hacen de manera desigual.

Esta asimetría suele afectar, debido a los mecanismos de compensación que se generan, a otras partes de la cara, siendo necesaria la intervención quirúrgica de ambos maxilares para poder centrar la cara.

Asimetría facial antes Asimetría facial después
Mandíbula pequeña +

Cuando la mandíbula es corta en sentido anteroposterior —más apreciable de perfil—, los dientes superiores resultan muy adelantados con respecto a los inferiores.

La cirugía de avance mandibular logra, en tal caso, normalizar el perfil del paciente y darle a éste su debido protagonismo en el conjunto del rostro.

Mandíbula pequeña antes Mandíbula pequeña después
Maxilar pequeño y/o mandíbula grande +

Normalmente, esta alteración afecta a ambos maxilares en proporciones variables: el superior es deficiente y el inferior, excesivo. La cirugía resuelve el prognatismo mandibular y transforma el perfil.

Maxilar pequeño y/o mandíbula grande antes Maxilar pequeño y/o mandíbula grande después
Maxilar superior estrecho +

El paladar estrecho origina que el maxilar superior tenga forma de “V” y provoca que los incisivos se muestren demasiado al sonreír. Su ensanchamiento produce un impacto muy positivo en la cara y en la sonrisa del paciente.

Con frecuencia, el tratamiento de Ortodoncia es suficiente para normalizar el ancho del paladar. Sin embargo, en algunos casos, es necesario recurrir a la cirugía con anestesia local y sedación para ensanchar el maxilar.

Maxilar superior estrecho antes Maxilar superior estrecho después
Maxilar superior muy desarrollado (sonrisa de encías) +

Aquellas personas que al sonreír enseñan demasiado sus encías pueden sentir cierto complejo.

Si este problema obedece, exclusivamente, a un exceso de tejido en las encías no muy acentuado, nuestros especialistas de Odontología Estética, mediante un novedoso sistema láser de Diodo, proceden al perfilado de las mismas mediante la aplicación de un anestésico local en forma de gel. De este modo, se elimina la encía sobrante de manera sencilla y se logra aumentar el tamaño de las piezas anteriores, lo que permite lucir una sonrisa más bonita.

Ahora bien, cuando la llamada “sonrisa de encías”, es consecuencia de un excesivo desarrollo del hueso vertical del maxilar, tal anomalía requiere ser tratada en primer lugar con Ortodoncia y, posteriormente, mediante Cirugía Ortognática: un tratamiento combinado que, de un modo satisfactorio, transforma el rostro y convierte la antiestética “sonrisa de encías” en una bella sonrisa.

Maxilar superior muy desarrollado (sonrisa de encías) antes Maxilar superior muy desarrollado (sonrisa de encías) después
Perfil facial protusivo +

El perfil facial continua siendo en nuestra consulta uno de los grandes objetivos de nuestro tratamiento de ortodoncia. Los perfiles más protusivos nos recuerdan a nuestros antepasados más inmediatos. Estos pacientes tienen mucha dificultad para mantener la boca cerrada. Solo con las modernas técnicas de cirugía ortognática podemos proporcionar a la cara una mayor armonía, retruyendo los maxilares y dulcificando el perfil facial.

Perfil facial protusivo antes Perfil facial protusivo después

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia en este sitio web. Si continua navegando, entendemos que acepta nuestra política de cookies.CERRAR